Blogia
Sembrado Vientos

Técnicas para Nemos

Técnicas para Nemos

Técnicas para nemos será uno de los contenidos de este blog. Estas técnicas son pequeños consejos, sucintas pautas, ejemplos, herramientas y/u/o utensilios para ayudar a estudiar, aprender y a retener de una manera muy distinta a la que enseñan en las escuelas.

Podrán ser asociaciones numéricas, de imágenes, historietas, breves reseñas o relaciones de varias ideas. Unas serán obvias, otras un tanto rebuscadas y algunas no tendrán ni pies ni cabeza, pero tal vez, una o ninguna, ayuden a memorizar.

Existen muchas técnicas para memorizar. La más usada en las escuelas es el papagayo, repetir y repetir y repetir el contenido a estudiar. Otras técnicas de estudio son la fragmentación infinita que consiste en leer íntegramente un contenido para fragmentarlo en un resumen grande, después en un esquema global, luego resumir los apartados en pequeños esquemas, estos en sub-esquemas, los sub-esquemas en sub-pequeñisimos esquemillas con iniciales hasta llegar a un batiburrillo de iniciales que necesitan de un resumen para comprenderlo. Con lo cual, tal vez recordemos lo estudiado, pero la mano con la que hayamos escrito llegará agonizando al examen.  

Luego aparecen técnicas recurrentes como la voz extraña que se trata de grabarnos leyendo el contenido a estudiar para después escucharlo una y otra vez. Pero esta técnica es del todo ineficaz, ya que al pulsar el botón del play nos sumerguimos en un shock que no nos deja pensar en nada más que en una pregunta ¿así suena mi voz?. Lo que nos lleva a dejar el libro que tenemos que estudiar y a olvidarnos de la propia actividad de estudio para enfrascarnos en un nuevo objetivo, grabarnos una y otra vez poniendo distintas voces.

Otra es la oratoria eclesiástica, Como si estuviéramos en un púlpito, encerrados/as en nuestra habitación, leemos en voz alta el contenido a memorizar. Pero también es ineficaz, porque pronto nos poseerá el movimiento y nos convertiremos en un/a telepredicador/a televisivo meneando las manos sin ningún control. Después sin darnos cuenta nos encontraremos chillando para concentrarnos, mientras quien convive con nosotros/as, nos mirará extrañado/a creyendo que nos preparamos para realizar un exocismo. Podemos hacer diversas modalidades de esta técnica. Podemos buscar infieles o víctimas a quienes soltarle el rollo, podemos quedar con amistades para realizar una secta de estudio que siempre termina como una comuna en el césped de la biblioteca o podemos flagelarnos durante horas con la técnica del papagayo leyendo con voto de silencio contra la pared una y otra vez.

En definitiva, existen muchas técnicas de estudio, pero todas de alguna forma acaban aplicando la tan enraizada técnica del papagayo. Por eso les propongo liberarse de las ataduras, para hacer más liviano el duro trance de estudiar cualquier contenido, mediante las técnicas para Nemos: un pequeño esfuerzo de la imaginación  que nos facilitara el aprendizaje.

Cualquiera puede utilizarlas tanto quienes hincan los codos como quienes se dejan la vista elaborando diminutas chuletillas. Es más, las técnicas para nemos o técnicas nemo, pueden ser tan eficaces que una chuleta puede parecer la lista de la compra, nombres para una fiesta, los provincias de España, etcétera. Sólo hay un inconveniente que puede delatarnos y es que el profesorado también sepa de la existencia de estas reglas nemo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres